Resumen “economía verde”

                                                                                                                                                                               Escribana

En el Foro de AWID ‘Mujeres transformando la economía’ en Estambul, Turquía en abril, 2012-05-29 las feministas de la región discutieron cómo las propuestas de “economía verde”, que “no son otra cosa que la estrategia del capitalismo para convertir su última frontera – el resto de la naturaleza – en mercancía – dijo Gina Vargas – la biomasa, biodiversidad, el espacio, el aire, las tierras no explotadas, el agua no extraída, los mares no explotados, etc.”

Se trata de integrar al mercado todo lo que pertenece a la naturaleza, poniéndole un valor a las funciones del los ecosistemas a sus componentes. Añadieron que para los grandes poderes del capital, hay una crisis de acumulación porque esas cosas y proceso no tuvieron precio y ahora lo van a expropiar y le van a poner precio a todo lo que queda sin pasar por el mercado. Y eso principalmente se encuentra en territorios indígenas y zonas protegidas hasta ahora.

El venezolano Edgardo Lander, de la Universidad Central de Venezuela e integrante del Foro Social de su país, dijo a IPS (28/01/12) que había una especie de tentativa de recomposición del capitalismo con una nueva fachada: la del capitalismo verde que busca una salida a la grave situación, fundamentalmente del sector financiero, por el camino de la creciente mercantilización de todo, como educación, salud, conocimientos de los pueblos tradicionales, añadió.

Pedro Stédile, economista y activista de Brasil y, fundador del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) y miembro de la organización social Vía Campesina dijo al mismo medio que una parte del problema radica en “las ansias del gran capital internacional de protegerse para el próximo periodo de acumulación”, aseguró. Hay una ofensiva desmesurada desde ese ámbito para apoderarse de las materias primas, tierra, agua, petróleo y otros, detalló. “Ellos saben que los recursos naturales tienen un extraordinario potencial lucrativo”, afirmó. Pero este experto teme que los grandes desastres ambientales sean más rápidos que la capacidad organizativa de la población.

El brasileño Marcos Arruda economista y educador brasileño que trabaja como coordinador de Políticas Alternativas Para o Cone Sul (PACS) e investigador asociado del Transnational Institute afirmó a IPS que hace dos décadas, el 20 por ciento de la población mundial más rica controlaba 82,7 por ciento del total de la renta global, pero 20 años de neoliberalismo posterior hicieron que llegara a acaparar hasta 91,5 por ciento. Mientras, el 20 por ciento más pobre del orbe, que en 1992 tenía 1,4 por ciento de toda la renta, pasó a poseer 0,07 por ciento en la actualidad. Para Arruda el enriquecimiento de una minoría cada vez más reducida es una de las dos consecuencias del capitalismo globalizado. La segunda es la creciente destrucción del ambiente para obtener un crecimiento económico ilimitado, fingiendo que no hay límites en la naturaleza y en la tierra, y que se puede explotar siempre lo que ellas nos ofrecen.

A la “economía verde” los pueblos indígenas y movimientos sociales del continente y otras latitudes le contraponen las economías del “buen vivir”, “la economía solidaria” y la soberanía alimentaria y el ecofeminismo, entre otros. (Ver detalles en próximo boletín Petateras (junio, 2012 en http://www.perateras.org)

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: