Silfik, la vendedora de flores en la Calle Ortaklar

Nota 2 desde Estambul

María Suárez Toro, ESCRIBANA


15/04/12 /   Vende flores en una calle que si bien no es exactamente turística, es muy transitada. Hay una plazoleta de buses, muchos negocios, vivienda de apartamentos de clase media y algunos pequeños hoteles como el Marmara donde nos estamos hospedando.

Silfik debe tener más o menos mi edad, entre los 60 y 65 años de edad. No puedo hablar con ella para preguntarle sobre su vida y sus quehaceres como vendedora turca. Quisiera preguntarle tantas cosas que se me asemejan a las mujeres de nuestros países. Luce un delantal como los de cualquier mujer de mercado en cualquier país de Mesoamérica y guarda la plata en uno de sus bolsillos escondidos en sus pliegues. Su vestido es lo que se llamaría “occidental” en estos lados del mundo y eso es igual en Mesoamérica salvo los de las mujeres mayas y de otras etnias en la región que usan sus ancestrales vestimentas. Su pelo gris  recogido en la nuca destella los posibles dolores, las pasiones y la fuerza con la que ha enfrentado la vida, como cualquier vendedora de flores hoy día en cualquier país del mundo.

Su sonrisa me cautiva y me “imana” a ella para comprarle flores. ¡No puedo hablar con ella porque no traje mi celular! Eso ahora lo explico.

Yo no hablo turco y ella no habla español o inglés. Le pregunto por las flores – de dónde vienen y cuanto cuestan. No me entiende hasta que saco un billete de veinte dólares y le señalo que cuánto cuesta un ramo de una docena de flores amarillas que le señalo también.

-¿Turkish? – me pregunta.
-Nada de turco – le digo es español porque da lo mismo, ya sé que habla solo turco.
-¿Español?
-¡Sí!

Punto seguido saca su celular y una lista que tiene en otro bolsillo que no es el del dinero, llama al teléfono que en la lista dice “Español” y procede a llamar. Le suelta una perorata en turco a su amiga. Tan larga que a cada rato me señala que espere un poco. Al final me la pone al teléfono.

Su amiga me explica que las flores cuestan $18 dólares y que no puede aceptar los dólares pero que Silfik está dispuesta a ir a una tiendita cerca a cambiar el billete para devolverme dos dólares, que si acepto.

Como me tardo un poco en contestar, me dice que el costo de la llamada y la traducción están incluidos en el precio de las flores. ¡Cómo negarme a semejante ganga! Son las flores más caras que he comparado en mi vida, pero los valen.

Silfik es una sobreviviente. No le puedo preguntar más nada porque no tengo celular y porque no he creado las redes de solidaridad aquí como las que ella tiene.

Me despido de Silfik con un abrazo que no tiene precio en dinero.

Le regalo las flores a la activistas del Programa de Mujeres (PARM) de la Asociación para el Progreso en las Comunicaciones (APC) que han invitado a Escribanas y a Petateras a un Diálogo Global sobre la Seguridad Digital de Defensoras de los Derechos –Humanos  entre el 16 – 18 de abril antes del Foro de AWID que versará sobre las mujeres transformando la economía.

No creo que el caso de Silfik se considere de “seguridad” pero ella tiene unas estrategias para enfrentar la inseguridad económica de las mujeres pobres que vale la pena resaltar.

Apenas sobreviven, pero lo que Silfik me evidencia una vez más es lo que vengo diciendo desde hace tiempos: aunque uno de los logros del neoliberalismo es que le ha hecho cree a la mayoría de la gente que su modelo es el único viable, lo cierto es que hay que mirar la vida de frente para darse cuenta que la gran mayoría de gentes en el mundo no viven bajo parámetros neoliberales. ¡Estaríamos muertas sin las redes de solidaridad y la incentiva popular que nos sostiene, donde no todo se compra y se vende, aunque vivamos ligadas al mercado!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: